fbpx Skip to main content

Algunas dietas se convirtieron en una moda pasajera a la que todos se suman para no quedar fuera. ¿Comer sin gluten es una de ellas? Te proponemos encontrar la respuesta en la siguiente nota.

En el último tiempo la dieta libre de gluten ha cobrado relevancia por diferentes motivos. En primer lugar, por el crecimiento de la comunidad gracias a la campaña de información y de diagnóstico temprano de la enfermedad celíaca. En segundo lugar, porque a través de redes sociales e Internet se creó la idea de que esta dieta es buena para la salud, que ayuda a bajar de peso y que posee muchos otros beneficios. 

Esto se construyó en base a testimonios de influencers, deportistas y actores famosos de Hollywood que comenzaron a recomendar o compartir los “beneficios” que supuestamente les aportaba eliminar el gluten de sus vidas. Gracias a ellos, muchas personas se sumaron a cambiar de hábito y realizar una alimentación sin TACC. Sin embargo, no todos ellos son personas con enfermedad celíaca y ese es un problema ya que muchas veces se puede brindar información errónea.

Ante este nuevo escenario, podemos decir que como toda dieta, sumarse a esta nueva “moda” tiene cosas buenas y otras no tanto. Te invitamos a conocer las principales características.

Beneficios y contras de una dieta libre de gluten (DLG)

Para las personas celíacas, la expansión de la DLG significa una mayor difusión de su dieta y, por lo tanto, genera como consecuencia positiva la aparición de nuevas opciones en el mercado para satisfacer las demandas de los consumidores.

Sin embargo, según explican los nutricionistas, si la persona no recibe un diagnóstico de enfermedad celíaca o algún tipo de intolerancia al gluten, no es recomendable comenzar una dieta de este tipo. Por lo general, las rutinas alimentarias que aparecen en Internet no se relacionan con la celiaquía sino que sólo se enfocan en cumplir con las nuevas necesidades de moda. Esto permite que las dietas no reflejen el compromiso y minuciosidad que se necesita en el tratamiento celíaco.

Por ejemplo, en muchas recetas nos encontramos con la avena como ingrediente, cuando en nuestro país no existe una que esté homologada por la autoridad sanitaria ya que nuestro Código Alimentario prohíbe su consumo en personas celíacas.  Esto nos brinda la pauta de que no existe una real preocupación por la patología. Por eso, si se quiere comenzar a realizar cambios en la alimentación siempre aconsejamos consultar profesionales de la salud que orienten el camino a seguir.

¡Hay que saber aprovechar la situación! La comunidad celíaca debe reconocer los beneficios que aporta la popularización de la dieta, ya que habrá una mayor cantidad de productos permitidos para ellos en el supermercado y los restaurantes ofrecerán nuevos platos, pero siempre entendiendo que el objetivo principal de cumplir con esos requisitos es cuidar tu salud y no sumarte a la moda del momento.

Se debe entender que las DLG es un tratamiento de por vida para las personas y es lo único que les permite llevar una vida normal sin dañar el organismo. Esto implica un enorme esfuerzo, ya que se deben controlar los logos de todos los productos, chequear si forman parte del listado permitido, prestar mucha atención a la contaminación cruzada que puede aparecer al preparar sus propios alimentos, entre otras situaciones.

¿La DLG ayuda a bajar de peso?

Uno de los principales motivos por los cuales las personas comienzan una dieta  es porque buscan reducir su peso. Por eso, nos parece importante hacer algunas aclaraciones sobre la eliminación del gluten para este objetivo. Por lo general, cuando una persona con celiaquía comienza a cumplir con esta dieta no baja de peso, sino todo lo contrario. En primer lugar, porque al no ingerir alimentos que dañan el intestino, éste se recompone y absorbe correctamente la totalidad de los nutrientes consumidos.

Además, comienza la sustitución de ingredientes, como por ejemplo, las harinas: si bien no se consume más la de trigo, se suman las premezclas o harinas alternativas que contienen valores nutricionales similares a la primera. La persona recién diagnosticada busca comer algo rico, descubrir con qué alimentos sin TACC pueden reemplazar los sabores que consumía y esto lo lleva a comer mucho más, siendo este otro factor para el aumento de peso. 

En resumen, quitar el gluten de la alimentación no hace bajar de peso. Para llevar adelante una dieta saludable y equilibrada, siempre recomendamos consultar a un médico que te ayude a cumplir tu objetivo.

—————————————–

Los médicos que entrevistaron concordaron que comenzar una dieta libre de gluten sin motivo clínico no tiene ningún sentido, ya que no aporta beneficios para la salud. Es una dieta necesaria sólo para las personas diagnosticadas con celiaquía y se trata de un tratamiento para mejorar su salud. Ayudanos a difundir esta información para que cada persona pueda disfrutar de la mejor alimentación que merece.

 

FUENTES:

– Video YouTube “Celiaquía y Nutrición- Dra. Gabriela Fedele” – Asociación Celíaca Argentina Oficial 

– Video YouTube “Qué es el gluten y cómo nos puede afectar” -Saber Vivir- La 2

– Texto “Cuadernillo para Nutricionistas” Ministerio de Salud de la Nación.

© 2022 Snuks. Elaborados por Lasfor SRL.