fbpx Skip to main content

Por lo general, la primera reacción de un paciente recién diagnosticado con enfermedad celíaca es encerrarse en su casa y evitar las reuniones con amigos, compañeros de trabajo o familiares. Esto se da por dos motivos principales:

  • Una cierta vergüenza que produce el contar y exponer la patología, por miedo a “quedar afuera” del grupo.
  • Y por otro lado, la incomodidad de no poder disfrutar tranquilo de un alimento por no saber si es seguro para su salud.

Pero esta situación se debe enfrentar con determinación y responsabilidad. Siempre se debe recordar que, como recomiendan los especialistas, es muy importante continuar y desarrollar la vida social ya que aporta muchos beneficios a la salud clínica y psíquica. 

Esto no quiere decir que en esas reuniones se va a transgredir la dieta sin gluten, sino todo lo contrario: el paciente debe preocuparse por elegir los alimentos indicados como sin TACC. Si es necesario, deberá llevarse sus propios alimentos en un tupper para asegurarse de que está consumiendo productos que no afectarán su salud.

Reuniones familiares o con amigos

Cuando este tipo de encuentros sea en casas o lugares privados, es importante que eduques a tu entorno con toda la información necesaria sobre los cuidados a la hora de cocinar apto celíaco. Puede pasar que ellos te esperen con una merienda sin gluten, pero es probable que no conozcan el concepto de contaminación cruzada y, por ejemplo, para su preparación hayan utilizado los mismos utensilios que para los alimentos con gluten.

Por lo tanto, para que esto no suceda y puedas disfrutar realmente de reuniones con amigos sin preocuparte, te proponemos contarles y explicarles tips generales para la cocción sin gluten. Y si no tenés seguridad de que se cumplan, siempre tenés la opción de llevarte tus propios alimentos.

Alimentación fuera del círculo de contención

La familia o el círculo de amistades más íntimos siempre se preocupan y hacen lo posible para acompañar el tratamiento sin gluten. Sin embargo, existen otras situaciones diarias a las que pueden tener que enfrentarse las personas celíacas que implican algunos otros cuidados. Por ejemplo, almuerzos de trabajo, viajes, eventos. Siempre es importante advertir en el lugar que se coma sobre la condición, ya que los profesionales estarán atentos a brindarte un menú apto celíacos con las prácticas de seguridad que eso implica. Si el lugar no cuenta con esta opción, se recomienda elegir un plato de alimentos naturales para minimizar el riesgo de consumir gluten.

En los establecimientos educativos es muy importante informar a los directivos la patología del alumno. De esa forma se puede preparar un menú acorde a las necesidades alimentarias, siempre intentando asimilar lo más posible estos alimentos a los que consume el resto del grupo, para que la persona celíaca no se sienta aislado. A la hora de viajar, no te prives de darte un gusto en cualquier parte del mundo probando platos deliciosos. Pero siempre tené en cuenta que debés buscar la alternativa sin TACC para no poner en riesgo tu salud. 

Los sitios especializados recomiendan contactar a las asociaciones celíacas del país elegido antes de viajar para consultar los productos permitidos, la legislación, los puntos de venta de alimentos sin gluten y restaurantes con menús celíacos. Toda la información que necesitás para pasarla muy bien.

FUENTES:

– Video YouTube “Celiaquía y Nutrición- Dra. Gabriela Fedele” – Asociación Celíaca Argentina Oficial

– Texto “Guía de Práctica Clínica sobre Diagnóstico y Tratamiento de la Enfermedad Celíaca” Ministerio de Salud de la Nación.

© 2022 Snuks. Elaborados por Lasfor SRL.